“Ya del campo no se vive”, dicen agricultores

Pequeños propietarios aseguraron que lo que ganan vendiendo una tonelada de maíz equivale a lo que invierten para producirla; “no hay ganancias”, dicen

“Ya del campo no se vive, para poder tener recursos debemos trabajar en otra cosa y dejar las labores de campesinos como segunda opción, sólo para que las tierras no se queden sin trabajar, pero realmente de ahí ya no sale ni para comer”.

Es lo que pequeños propietarios de tierras y agricultores de la zona oriente aseguraron, pues sostuvieron que lo que ganan por la venta de una tonelada de maíz, es lo que gastan para producirla, es decir, al final “salen tablas” y eso para ellos no es rentable.

Entrevistados por este medio, dijeron que cuando la temporada es buena, de una hectárea de terreno pueden obtener hasta dos o más toneladas de grano, principalmente maíz, pero el precio al que se los compran apenas es poco más de lo que invirtieron al año.

Ahora que si es una temporada mala, como la actual, de un terreno de una hectárea apenas si habrán de obtener una tonelada; el dinero de la venta apenas si cubre los gastos  de producción; en este caso la ganancia es nula.

Por eso muchos, sobre todo los más jóvenes, han optado por buscar mejores oportunidades y dejan de trabajar el campo, las empresas u otras actividades se han convertido en su principal fuente de ingresos y la agricultura ha pasado a segundo plano.

“Para hacer producir un terreno de una hectárea necesitamos invertir, sólo en trabajos y mano de obra alrededor de cuatro o hasta cinco mil pesos, entre diesel, ayudantes, fertilizantes, riego y todo lo demás; la tonelada de maíz se vende en cuatro mil o cinco mil pesos, no hay ganancia”, exclamaron.

Es así como dependen micho del clima., pero también de los apoyos gubernamentales, como la entrega de fertilizantes y que esta llegue a tiempo, pues sólo para una hectárea el costo del abono químico es de hasta 2 mil 400 pesos, tomando en cuenta que un área de ese tamaño necesita en promedio seis bultos y cada uno tiene un costo de 400 pesos.

Insistieron en que aunque la promesa del gobierno federal fue darles a los campesinos precios de garantía, esto aún no es una realidad y, al menos este ciclo agrícola, continúan viendo su suerte a la hora de colocar sus productos en el mercado.

El campo tlaxcalteca está en decadencia para quienes producen en pequeñas cantidades, deben optar por tener un empleo para asegurar el dinero en sus hogares, lo que obtengan del campo es un extra, a sabiendas que puede ser nulo y al final del ciclo agrícola sólo recuperarán lo que gastaron.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.