Ya comenzó el proceso de producción de flor de muerto

Campesinos del sur esperan una buena temporada para que el precio se mantenga; si deja de llover podría haber pérdidas

El proceso para producir flor de muerto, o flor de cempasúchil ya comenzó en la región sur de Tlaxcala; las más de 30 hectáreas que campesinos de los municipios de Tepeyanco, Huactzinco y Zacualpan principalmente, siembran para surtir la mayor parte de la entidad, ya tienen plantas para que en el mes de octubre, las flores estén listas.

Desde mayo comenzaron con la preparación de la semilla, la producción del año pasado fue fundamental para que en esta ocasión la materia prima sea de una calidad óptima. Cerca del 20 por ciento (%) de la flor que se produjo en 2018 se dejó secar y ahora esta será el cimiento de los resultados esperados.

Para que el costo se mantenga similar al del año pasado, los campesinos deberán tener una buena temporada, la falta o exceso de agua podría dañar sus esfuerzos por eso es necesario que las lluvias sean constantes pero no en demasía, cualquier cambio climático puede alterar todo.

En la primera quincena de junio la tierra ya estaba lista para ser trabajada. Según los campesinos, antes del 15 de junio se debe sembrar la flor de muerto, unos siete o 10 días después la semilla germina y comienzan a brotar las primeras plántulas.

En agosto, dos meses después, cuando las plantas muden entre 10 y 15 centímetros de alto, están listas para ser llevadas al campo, muchos productores realizan el proceso de trasplante, es decir, siembran la semilla en pequeños espacios de terreno, lo abonan y riegan adecuadamente, y en agosto las llevan a donde finalmente se desarrollarán.

En ese terreno también aplican abono, algunos prefieren sustratos y fertilizantes químicos, otros optan por lo orgánico o “natural”, aunque los resultados dependen del cuidado y la experiencia de cada campesino.

Ahora, a menos de dos meses de la temporada de muertos, cuando la demanda de cempasúchil llega a su cúspide, los productores de la flor que engalanará las ofrendas en los hogares, y los panteones de cada comunidad o municipio, comienza el trabajo más pesado: lograr una buena producción.

Los campesinos constantemente tienen que aflojar la tierra, abonarla, regarla y, aunque las lluvias o los sistemas de riego hacen lo propio, existen factores externos que sólo ellos conocen a la perfección y que intervienen para que sus productos tengan la calidad necesaria.

En Tlaxcala, la producción de flor de muerto en invernaderos es poca, estas plantas normalmente crecen menos que las del campo abierto pero son comercializadas en tiendas o supermercados, las otras se irán a los puestos que se colocan en los mercados, a la orilla de los terrenos o en la central de abastos de la ciudad de México, Puebla y otros Estados.

En los campos del sur se concentra la mayor producción de cempasúchil de Tlaxcala; de ahí obtiene más de 10 toneladas de flor que se venden a granel, los tlaxcaltecas prefieren comprar con ellos que con revendedores, pues el costo y la calidad con mejores.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"