Urge a alcalde de Xicohtzinco promover su imagen

Por eso se adjudicó la Feria del Molote; José Isabel Badillo tiene intenciones de ser candidato a diputado local y debe quedar bien con el pueblo

Al presidente municipal de Xicohtzinco, José Isabel Badillo Jaramillo, le urge promover su imagen entre la ciudadanía de la demarcación y de toda la región sur, pues sus intenciones políticas van más allá de ser el alcalde de la tierra del xicote y pretende incursionar en el ámbito estatal.

Ese es el motivo principal por el que ahora la imagen de su gobierno aparece en la Feria del Molote que se realizará este fin de semana; el alcalde no pretende darle fuerza a esa celebración, sino darse fuerza a sí mismo y logar que su nombre comience a resaltar en el territorio.

Por eso fue que desplazó a las personas, principalmente mujeres, que desde hace más de 10 años se dedican a elaborar el antojito típico de la zona sur y que originalmente fueron quienes hicieron todo para organizar por 10 ediciones, la Feria Regional del Molote.

La avaricia del ahora alcalde no cesa y se ha valido de mañas y acciones deshonestas para lograr sus futuras pretensiones, tanto que es capaz de enfrentar a mujeres dejándolas fuera de los planes que ellas organizaron con tal de tratar de quedar buen con su pueblo.

José Isabel Badillo Jaramillo quiere ser candidato a diputado local en su distrito, y piensa que la Feria del Molote será el impulso que necesita, lo que no tiene contemplado es que realmente se trata de un evento pequeño que impulsan las mujeres que dejó fuera, y que, sin su apoyo, seguramente la que organice no tendrá los mismos resultados.

Al lado de sus planes se encuentra su directora de comunicación social, una mujer que dijo, trabaja con él desde hace unos meses pero que nadie conoce; por algunos es identificada como ex trabajadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aunque nadie sabe la función real que ahí tenía.

Ahora es ella quien lo asesora pero lo hace mal, tanto que hace unos días, durante la presentación oficial de su “Feria del Molote”, prefirió aconsejarle que huyera antes que contestar algunas preguntas que le parecieron incómodas.

José Isabel Badillo Jaramillo, el alcalde que tiene más apodos y sobrenombres que logros durante su gestión, tiene la urgencia de levantar su imagen, atraer simpatizantes y ganarse a su pueblo pero, de inicio y gracias a sus asesores, ya comenzó mal.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"