Sigue IMSS Tlaxcala sin medicamentos

Derechohabientes se quejan porque desde hace un mes no les dan respuesta sobre si habrá o no medicinas; faltan para tratamientos de hipertensión y diabetes

La Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala continúa sin recibir algunos medicamentos y las consecuencias se reflejan en los derechohabientes, quienes desde hace varias semanas se han quedado sin tratamientos o sin poder continuar los que ya tenían.

Algunos han tenido que comprar medicinas por su cuenta, conseguirlas a cualquier precio o incluso compartirlas con quienes se atienden en otras instituciones, lo que sin duda les representa gastos y genera inconformidades porque la institución que debería proveer un buen servicio, desde hace semanas no tiene una respuesta.

En la delegación estatal, donde también se encuentra la clínica número 8 del IMSS en el Estado, la única respuesta es que quienes tengan alguna queja hablen con los directivos, ellos les dirán para cuándo posiblemente surtan los faltantes, mientras tanto los enfermos tendrán que esperar.

Aunque el personal de la institución no está facultado para dar información sobre las medicinas que faltan, un sondeo en el lugar arrojó que quienes acuden al área de farmacia con la esperanza de recoger sus medicinas son las personas que padecen problemas relacionados con la presión arterial y diabetes, principalmente.

Esmeralda, derechohabiente en la clínica número 8, acudió ayer por tercera vez en un mes a verificar si ya hay medicamentos para su esposo, que tiene un problema en la sangre; debe continuar su tratamiento y no le ha sido posible. Es la tercera queja, dice, y no le han hecho caso.

La médico recetó un tratamiento que le ayudaría a que la calidad de la sangre de su pareja mejore, pero no se lo han dado, la primera vez el responsable de la farmacia le indicó que regresara en una semana, posiblemente les surtieran, la segunda vez le dijeron que en dos semanas, y ayer le dijeron que mejor hable con el director.

“Nada más me traen dando vueltas, no puedo hacerle estudios a mi esposo porque necesitan sacarle sangre y no le coagula, las medicinas son para eso, ni siquiera eso me han podido surtir, es desesperante porque antes decían que las medicinas iban a llegar, ahora mejor se deslindan, casi me dicen que le haga como pueda”, expuso.

La mujer ha optado por dejar de insistir y conseguir, con sus propios recursos, el tratamiento en Puebla.

Rosalinda, una mujer de 55 años, sufre de la presión y desde hace tres semanas no tiene medicamento, su vecina que se atiende la diabetes en una clínica particular, le vende o le comparte algunas cápsulas que tienen de forma similar.

“Pues no tienen mis pastillas desde hace un mes, a mi edad y con mi enfermedad son casi indispensables para vivir, mi vecina me ayuda porque ella se trata con lo mismo, ella tiene diabetes y le comparte o me vende algunas tabletas, pero no puedo seguir así, por eso estoy pagando el IMSS, aseguró.

La falta de medicinas para algunos tratamientos está abriendo la posibilidad de que, si la situación empeora, los enfermos busquen de cualquier manera conseguir lo que necesitan, en farmacias, en otros hospitales, en otros Estados y hasta posiblemente en el mercado negro, mientras que los responsables de la salud sólo dicen que todo esto existe porque “había corrupción”.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.