Se niegan taxistas de Apizaco a la libre competencia

No ofrecen mejores condiciones de transporte y costos accesibles a la población, pero presionan a las autoridades locales para prohibir el funcionamiento de plataformas digitales 

A pesar de que existe “la oferta y la demanda” -criterio con el que se comercializan productos y servicios a la población del país, incluidos los habitantes tlaxcaltecas-, taxistas de Apizaco están empecinados en cerrar, con presiones y protestas, el mercado de transporte de pasajeros a otras opciones que ofrezcan precios más cómodos a los tlaxcaltecas debido a que insisten que las plataformas digitales y celulares de taxis no operen en el estado.

Pese a que en otros estados del país, así como en otras naciones del mundo la globalización ha permitido el ingreso de otras ofertas más cómodas de transporte de pasajeros, mediante el uso de la tecnología celular y el internet, los concesionarios y permisionarios de taxis tradicionales se niegan a actualizar este sector, para evitar perder sus jugosas ganancias, y entrar en una libre competencia con los servicios que ofrecen las plataformas digitales que operan en el territorio estatal.

En lugar de actualizar sus unidades, ofrecer precios más cómodos a los tlaxcaltecas y dejar de quejarse, poco más de doscientos taxistas de Apizaco siguen rechazando el funcionamiento de las plataformas digitales y celulares.

Incluso, la mitad de ellos asistió a la manifestación protagonizada el pasado lunes frente a Palacio de Gobierno para exigir, con presiones y chantajes de más movilizaciones si no se hace lo que ellos piden, que se prohíba por completo en el territorio estatal el uso de las plataformas digitales que ofrecen el servicio del transporte público.

Al respecto, Hermilo Romano representante de “Taxista vigilante” en Apizaco acusó que están preocupados por su economía y desde la llegada de la Plataforma Pronto, se han visto mermados en sus ingresos y la afectación ha impactado a sus familias, pero este grupo de transportistas tampoco han ofrecido mejores condiciones de traslado y con precios cómodos para los apizaquenses.

Justificaron su negativa a la libre competencia con las plataformas digitales, señalando que no están reguladas, no pagan sus contribuciones, además no están dados de alta ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte).

Aceptó que en Tlaxcala debe haber una actualización de la Ley de Comunicaciones y Transportes del Estado, “pero no en el sentido de dar el trabajo a gente que no es de Tlaxcala”, dijo Hermilio Romano, en un claro objetivo de que las autoridades estatales les otorguen a ellos únicamente el monopolio del transporte de taxis.

Reconoció que como taxistas han buscado mecanismos para brindar un servicio adecuado, pero no en el sentido de laborar bajo una plataforma.

Anuncios

Author: Yaneth Ortega Jimenez