Recuento de funcionarios municipales violentos

Del año 2018 a lo que va de 2019, se han documentado por lo menos cinco funcionarios públicos que trabajan en ayuntamientos de Tlaxcala que han estado involucrados en distintos hechos violentos, en los que son actores y partícipes.

Accidentes automovilísticos, robo de dinero a cuentahabientes tras salir de bancos, provocar lesiones físicas, portar armas de fuego y, lo más reciente, sobornar a policías estatales para dejar en libertad a personas que agredieron físicamente y que despojaron de su arma de cargo a un policía del estado, son algunos de los actos que han tolerado los gobiernos municipales de Xaltoxan, Españita, Apizaco y Xalostoc.

Síndicos, regidores y hasta un tesorero han abusado de su cargo, alardeando de ser funcionarios municipales, para causar daños a la ciudadanía y agredir a los propios policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), sin recibir sanción alguna por el respaldo que les han dado los alcaldes que encabezan los ayuntamientos mencionados.

El domingo 4 de agosto pasado, la Síndico del municipio de Xaloztoc, Arely Sánchez Carmona, fue asegurada, junto con  tres personas más, por policías estatales por los delitos de lesiones, cohecho y robo de un arma de cargo de un elemento de seguridad pública.

Datos proporcionados por la PGJE, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detuvieron, en la calle Manzanas de la sección cuarta del municipio de Mazatecochco a dos hombres y dos mujeres, porque momentos antes dos hombres y una mujer lesionaron físicamente y hurtaron su arma de cargo a un oficial de la policía estatal.

Pero tras la detención de los tres involucrados, más tarde arribó Arely Sánchez Carmona, Síndico de Xaloztoc y vecina de Mazatecochco, para ofrecer dinero a los elementos policiacos que habían asegurado a las primeras tres personas involucradas en los delitos de lesiones y robo de armamento oficial.

Y también fue asegurada la funcionaria municipal por el delito de cohecho al incitar a un acto de corrupción a los policías estatales para que las tres personas aseguradas, de quien se dice que entre ellos está su esposo, no respondieran por los delitos que cometieron y quedarán impunes.

Otro caso de abuso del cargo, es el del Tesorero del municipio de Apizaco, Iván Cuapatecatl Trujillo, quien el 21 de julio pasado fue detenido por policías Federales por portar dos armas de fuego calibre .22 y .38.

Además del funcionario municipal del ayuntamiento rielero que encabeza el edil panista, Julio César Hernández Mejía, también fueron detenidas dos mujeres y un varón más cuando viajaban a bordo de un vehículo sobre la carretera Apizaco-Huamantla en el municipio de Xaloztoc.

A pesar de la portación de armas, a las que el Tesorero Iván Cuapatecatl refirió que pertenecían a su hermano, el funcionario municipal recobró su libertar después de estar detenido en la Fiscalía General de la República (FGR) con sede en Tlaxcala, para seguir manejando las finanzas publicas del ayuntamiento rielero.

El 2 de diciembre de 2018, el quinto regidor del ayuntamiento de Xaltocan, Mario Sánchez Fernández, se vio involucrado en un aparatoso accidente registrado la noche de ese día, al conducir en evidente estado de ebriedad y a exceso de velocidad un auto “AVEO” color blanco, que se impactó en la parte trasera de un automóvil Volkswagen, Jetta, que pertenecía a trabajadores que en ese momento daban mantenimiento a la carretera.

Ese día el integrante del ayuntamiento se dirigía, en estado etílico y frente al volante, a la cabecera municipal de Xaltocan, tras el percance abusó de su cargo al llamar de inmediato a policías municipales de la demarcación, quienes entre protestas de los ciudadanos lo sacaron de la unidad y se retiro sin responder por los daños causados al automóvil que los trabajadores adquirieron como resultado de su diario trabajo.

Los excesos de funcionarios municipales se extendieron hasta el municipio de Españita, donde el regidor de esa comuna, Oscar Ávila Portillo fue denunciado por agresiones físicas hacia una trabajadora del ayuntamiento que lo denunció penalmente. Hechos que se presentaron en el mes de octubre de 2018.

El 14 de septiembre de 2018, el primer regidor del municipio de Xaltocan Ignacio N.  fue detenido en una persecución policiaca, junto con otras dos personas José Juan Z. y Carlos Y., debido a que fueron relacionados como los autores del robo de alrededor de 45 mil peso que cometieron a fuera del banco Banamex en el municipio de Apizaco.

Los asaltantes escapaban hacia Calpulalpan y en Topilco de Juárez, población de Xaltocan fueron asegurados por elementos policiacos que les dieron alcance. Meses después, el primer regidor de Xaltocan recuperó su libertad y sigue despachando en la alcaldía de ese municipio son que haya recibido sanción alguna por la afectación que cometió en contra de un cuentahabiente.

Siendo al menos los cinco casos de abusos de funcionarios municipales que se han documentado oficial y públicamente, sin que hayan recibido sanción alguna por sus faltas.

Anuncios

Author: Jaime Xochitototl Cote