Quedó libre de cualquier responsabilidad Tesorero de Apizaco

El funcionario público negó tener la posesión de algún arma de fuego y explicó que en la FGR lo deslindaron de responsabilidades y labora normalmente

El tesorero del municipio de Apizaco, Iván Cuapantecatl Trujillo dijo que quedó libre de toda responsabilidad, ya que las armas encontradas dentro del vehículo en el que viajaba al momento de una revisión de rutina, por parte de las corporaciones policiacas, no son suyas, además de que no hubo delito que perseguir.

Subrayó que la Fiscalía General de la República (FGR) hizo su labor como corresponde, sin embrago tras hacer la revisiones e investigaciones sobre el tema, se deslindaron responsabilidades, por lo tanto desde el pasado lunes se integró a su cargo, desde donde labora sin mayor problema.

Indicó que la carpeta de investigación se mantiene abierta, pero hasta hoy ningún arma encontrada dentro del vehículo es de uso exclusivo del Ejército Mexicano, “lo que se dijo en algunos medios de comunicación de que había armas largas, droga y que hasta íbamos alcoholizados, es mentira, nosotros nos disponíamos a realizar una reunión familiar y al momento de trasladarnos a Teacalco para comprar los animales que se sacrificarían, se nos detuvo y fue donde se encontraron las armas”.

Subrayó que el armamento encontrado dentro del vehículo era de su hermano Luis Ángel Cuapantecatl, quien si cuenta con el permiso para la portación de arma, además de que con las mismas no se había cometido delito alguno, por lo cual pudieron demostrar que eran inocentes.

Detalló que el procedimiento que se realizó posterior a la revisión, fue su traslado a la FGR, “cumplimos con el protocolo de ley, fuimos certificados por el médico legista, posteriormente se realizaron la indagaciones correspondientes, al no encontrar nada de qué acusarnos, fuimos liberados de manera inmediata, razón por la cual estoy tranquilo”.

Desmintió que la autoridad municipal interviniera para que se les liberara, “ambas instancias son muy distintas y una es del ámbito federal, por lo que es ajena al tema local, por lo tanto se tuvo cumplir con lo que establece la ley”.

De acuerdo a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en su artículo 9, refiere que pueden poseerse o portarse, en los términos y con las limitaciones establecidas por esta ley, armas de las características siguientes:

Pistolas de funcionamiento semi-automático de calibre no superior al .380 (9mm.), quedando exceptuadas las pistolas calibres .38 Super y .38 Comando, y también en calibres 9 mm. las Mausser, Luger, Parabellum y Comando, así como los modelos similares del mismo calibre de las exceptuadas, de otras marcas.

Revólveres en calibres no superiores al .38 Especial, quedando exceptuado el calibre .357 Magnum.

Los ejidatarios, cumuneros y jornaleros del campo, fuera de las zonas urbanas, podrán poseer y portar con la sola manifestación, un arma de las ya mencionadas, o un rifle de calibre .22, o una escopeta de cualquier calibre, excepto de las de cañón de longitud inferior a 635 mm. (25), y las de calibre superior al 12 (.729 ó 18. 5 mm.).

Mientras que el artículo 10, detalla que las armas que podrán autorizarse a los deportistas de tiro o cacería, para poseer en su domicilio y portar con licencia, son: pistolas, revólveres y rifles calibre .22, de fuego circular, pistolas de calibre .38 con fines de tiro olímpico o de competencia.

Anuncios

Author: Yaneth Ortega Jimenez