Que el Coronavirus no nos robe la Semana Santa

El Obispo de Tlaxcala en el Domingo de Ramos llamó a Tlaxcala a no sentirse solos ya que Dios está a su lado

El obispo de Tlaxcala, Julio César Salcedo Aquino, en la homilía de “Domingo de Ramos”, dijo que estamos viviendo situaciones difíciles en el mundo, un virus que pone de cabeza pero la pasión, muerte y resurrección de Jesús debe ser la luz de todo lo que se está viviendo por el Covid-19.

Aunque no físicamente en los templos, desde el hogar acompañamos a Jesús en estos días santos, “hoy Dios nos llama a tener un corazón de ternura, misericordioso, cercano a los que necesitan de nuestra presencia, nuestra palabra”, expresó en la misa dominical.

La entrega de Jesús está llena de signos, de llamamientos que nos dicen que tenemos que cambiar, con el maestro esta la vida, no está la muerte, “sepamos interpretar el paso de Dios en nuestra vida”.

Desde la esperanza cristiana nos llama Dios a vivir esta pandemia, “el señor no nos abandona, el señor nos acompaña, tenemos que ser nosotros presencia, rostro de la misericordia de Dios para el mundo de hoy.

Recordó aquel momento en donde Jesucristo de sintió abandonado por los discípulos, por la gente que escuchó su palabra, pero María esta a su lado y allí manifestó su gloria el padre, “la muerte no tiene la última palabra, el pecado no tiene la última palabra, solo la misericordia de Dios la tiene”.

En la misa de Domingo de Ramos que se celebró vía Facebook, hizo un llamado a la comunidad católica a ser solidarios con aquellos que están viviendo situaciones difíciles y que también vivirán situaciones adversas en el aspecto económico, es donde están llamados a la solidaridad cristiana.

Recordó que en el mensaje emitido el pasado sábado, señalaba que un virus (COVID-19), “no nos robe la Semana Santa, es decir que esta pandemia no nos haga sentir que Dios está lejos de nosotros, no él está cerca y es una invitación y es un prueba difícil para ver de que estamos hechos”.

El máximo jerarca de la Iglesia en Tlaxcala pidió que Dios dé la paciencia y fortaleza a quienes se encuentran en su hogar, sientan la presencia de Jesús, pero sobre todo interpreten esta situación que hoy se vive en el mundo.

Anuncios

Author: Yaneth Ortega Jimenez