Por ser su única fuente de ingresos, artesanos de Chiautempan no cierran

Ante la contingencia sanitaria, prefieren arriesgarse debido a que no tienen otros ingresos económicos

Difícil situación es la que viven artesanos de Chiautempan, debido a la contingencia del Covid-19, pues se tiene que arriesgar a no resguardarse en sus hogares y comercializar sus productos para obtener recursos económicos para comer.

Antes de la pandemia del Coronavirus en México y Tlaxcala, este sector enfrentaba bajas ventas y ahora con la contingencia sanitaria, donde las autoridades de salud recomiendan a la población no salir de casa para evitar posibles contagios, los locatarios de la Casa del Artesano no tienen otra opción que mantener abiertos sus negocios.

Ya que con lo poco que venden llevan el sustento a sus familias.

En entrevista con el artesano Jacinto Lima, comentó que “lo que pedimos quienes trabajamos en este lugar y aclarar que somos personas que vamos al día y si no trabajamos no comemos, así de simple”.

”Por ello invitamos a la ciudadanía a que visiten la Casa del Artesano de Chiautempan, para que nos apoyen comprando algunas prendas, porque esto depende que llevemos el sustento a nuestras familias, es por eso que les decimos visiten este establecimiento, además de que tomando las medidas preventivas para evitar posibles contagios del Covid-19”.

Refirió que “vemos que tiendas que pertenecen a grandes cadenas comerciales de calzado y ropa han cerrado en Santa Ana, porque ellos si tienen los recursos para enfrentar esta crisis, pero lamentablemente los pequeños negocios y en particular los artesanos de Chiautempan no tenemos dinero para enfrentar esta situación y tenemos que abrir nuestros locales”.

Agregó que “la gente pobre que no recibimos pagos del gobierno federal, estatal o municipal, tenemos que trabajar porque si no lo hacemos no vamos a sobrevivir ante esta crisis, que si de por sí  antes de que surgiera esta pandemia nuestras ventas eran bajas y ahora con esto, nuestras ventas bajan más”, afirma el artesano.

Añadió que “soy una de las personas pobres que solo me dedico a mi trabajo y de mí dependen mi esposa e hijos, y si cierro mi local, el virus no nos matará, nos matará el hambre al no tener dinero para comprar lo básico para comer”.

Por último, señaló que “si paramos todos en general, tanto comercios grandes como los pequeños, lo que más perjudicados somos nosotros los que vamos al día, por lo que nuestros gobiernos federal, estatal y municipal realmente deben tomar otras medidas para que se controle esta pandemia y que no se alarme más a la población, porque esta situación realmente nos está afectando a los pequeños negocios”, manifestó el artesano de Chiautempan.

Anuncios

Author: Valentín León Cuamatzi