Obispo de Tlaxcala lamentó atentado en contra de la Casa del Migrante

Recordó lo dicho por Jesús a sus apóstoles “si a mí que soy el maestro me persiguieron, cuanto más a ustedes”: Salcedo Aquino.

El obispo de Tlaxcala Julio César Salcedo Aquino, tras el atentado a la Casa del Migrante la Sagrada Familia, lamentó dicho suceso al tiempo que recordó lo que Jesús dijo a sus apóstoles “si a mí que soy el maestro me persiguieron, cuanto más a ustedes”.

Destacó que el hecho de enfrentar este tipo de adversidades, es porque se avanza y por hacer el bien encontrarán dificultades, “pero eso es señal de que van caminando, por lo cual en todo momento se encontrarán este tipo de riesgos, sobre todo aquellos que buscan apoyar a quienes más lo necesitan”.

Refirió que su misión como iglesia, es seguir cumpliendo la encomienda que Jesús dejó el de apoyar a las personas que huyen de la violencia, la pobreza y el hambre y que buscan un momento de paz y el Albergue debe estar preparado para acogerlos y dar fortaleza para continuar su camino.

A pregunta expresa sobre que algunos vecinos de aquel punto solicitan la salida de la Casa del Migrante de la Colonia del Carmen, expresó “recordemos que María y José fueron migrantes y huían porque Herodes quería asesinar a Jesús y se van a Egipto y está allí la clave de reflexión”.

El jerarca de la Iglesia católica en Tlaxcala, lamentó estos hechos en contra de dicho inmueble, al tiempo que dijo que es necesario ser misericordiosos, ante ello es que parte de la labor del Plan Diocesano será enfocado en atender a este sector que hoy requiere de apoyo.

El objetivo es sensibilizar al pueblo sobre estos temas y que no se cometan injusticias en contra de quien padece, de quien sólo busca un momento de tranquilidad, ya que es necesario apoyar a quien más lo necesita.

En la homilía del Papa Francisco en la Plaza de San Pedro del Vaticano, refirió “debemos prestar especial atención a los forasteros, como también a las viudas, a los huérfanos y a todos los que son descartados en nuestros días”.

Recordar que el atentado que sufrió la Casa del Migrante el pasado 11 de septiembre, ha solicitado el presbítero Elías Dávila Espinoza, como el director del mismo que se debe dar con el paradero de los agresores, ya que está en riesgo la integridad de los que allí laboran, como de los centroamericanos.

Y es que aunque el Gobierno Federal integró al albergue al Mecanismo de Protección, este apoyo se limita a dotarles de un Botón de Pánico que deberán accionar cuando se encuentren ante una situación de riesgo o amenaza.

Además, el encargado de la casa del migrante –ubicada a la orilla de las vías de tren en Apizaco- Elías Dávila Espinosa declaró que a partir de ese atentado las personas que colaboran con el albergue tienen miedo por lo que pudiera seguir en la escala de violencia.

Anuncios

Author: Yaneth Ortega Jimenez