Niños: quienes menos respetan el #QuédateEnCasa

Por necesidad o para que no se queden solos, desde que dejaron de tener clases para protegerse, sus padres se han encargado de llevarlos a la calle todos los días

Los niños han sido uno de los sectores que, durante la temporada de contingencia por la propagación y contagio del virus Covid-19 en Tlaxcala, no respetan el llamado de quedarse en casa que las autoridades estatales, municipales y federales han hecho como medida de prevención.

Por necesidad o para que no se queden solos mientras sus padres van a trabajar, en Tlaxcala cientos de menores de edad salen a diario a las calles durante varias horas, pasando por alto las indicaciones oficiales sin serlos culpables de que así suceda.

A partir del pasado 17 de marzo, las escuelas de nivel básico en Tlaxcala, al igual que preparatorias y universidades entraron en una etapa de prevención y suspendieron sus actividades, esto fue aprovechado por muchos para apoyar en el gasto de la casa trabajando de manera eventual en algunos lugares.

Para otros significó tener que acompañar a los adultos a su trabajo, en el caso de los comerciantes o quienes no tienen un empleo formal, salir a la calle a hacer mandados, a comprar cosas para sus tareas y trabajos escolares pero también, el último de los casos, acompañar a sus padres a realizar comparas a tiendas, mercados y supermercados.

La instrucción de las autoridades educativas fue proteger a los niños y jóvenes ante la pandemia que amenazaba con llegar a Tlaxcala, actualmente y con más de una docena de casos de coronavirus confirmados, los niños siguen caminando por las calles con consentimiento de sus padres.

Irene y su esposo, vendedores de dulces en la capital, no tienen con quien dejar a sus hijos durante el tiempo que salen a vender, los dos van a la primaria y mientras uno se va con su papá, el otro se queda con su mamá; “cuando iban a la escuela uno de nosotros los iba a traer y de ahí ya todos nos regresábamos a la casa, sólo vendemos de las nueve dela mañana a las dos de la tarde”, dijo la mujer.

“Ahora que no tienen clases y les mandan la tarea por WhatsApp vienen un rato con nosotros y ya en la tarde se dedican a lo de la escuela, pero no podemos dejarlos solos, uno tiene nueve años y la niña siete, mejor que nos acompañen, aquí están más seguros”; señaló el hombre.

Como este existen muchos casos en la entidad; Juan José cuida a su hijo, un niño de dos años mientras su esposa trabaja, así que a donde vaya lo tiene que llevar; ayer  fue al banco, a realizar algunos movimientos, y pese a que esos lugares estuvieron abarrotados ayer, Juan José y otros padres estaban ahí, con sus hijos.

Otros niños van con sus mamás al mercado, otros salen de paseo porque quedarse en casa más de una quincena los estresa, y otros más tienen que ir al café internet a enviar sus tareas de la escuela. El plan de que los niños se quedaran en casa para protegerse, como lo pensaron las autoridades, no funcionó.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"