Migrantes detenidos en Yauhquemehcan esperaban al pollero

Los traían en un viaje por varios estados del país que culminó en Tlaxcala, cuando a través de una llamada anónima alguien los delató Foto: Cortesía

El tráfico de personas ya no sólo es exclusivo de la frontera norte, pues desde el sur contactan a quienes prometen, pagando una fuerte suma de dinero, llevarlos a Estados Unidos


Los 57 migrantes que la tarde del lunes fueron asegurados mientras se resguardaban en un domicilio de San José Tepoxtla, en el municipio de Yauhquemehcan, cerca de Santa Anita Huiloac, sólo estaban esperando al “pollero” para que se los llevara a cruzar la frontera norte, como les había prometido.

Las personas, provenientes de Honduras y Guatemala, que en su mayoría eran menores de edad, habían pagado una fuerte suma de dinero para que sujetos que se dedican a “pasar” indocumentados, los ayudaran a cruzar a Estados Unidos, los traían en un viaje por varios estados del país que culminó en Tlaxcala, cuando a través de una llamada anónima alguien los delató.

Luego del operativo de rescate en el que intervinieron policía municipal, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), elementos de la policía de investigación y personal del Instituto Nacional de Migración (INM), la procuraduría de justicia local informó que los indocumentados estaban siendo víctimas de tráfico de personas en la entidad.

Las personas, provenientes de Honduras y Guatemala, que en su mayoría eran menores de edad, habían pagado una fuerte suma de dinero para que sujetos que se dedican a “pasar” indocumentados, los ayudaran a cruzar a Estados Unidos Foto: Cortesía PGJE

Mediante un comunicado las autoridades estatales dieron a conocer que de acuerdo a información preliminar, las 57 personas se encontraban en el domicilio a la espera de que fueran trasladadas a la frontera con Estados Unidos y poder cruzar de manera ilegal.

Ahora el trabajo de los “polleros”, o personas que fungen como “agentes de movilidad” de migrantes que buscan llegar a los Estados Unidos, ya no sólo se limita a la frontera norte, con las nuevas disposiciones del gobierno mexicano y el rechazo que los indocumentados han tenido en los últimos meses durante su paso por el territorio nacional, contactan a quienes prometen llevarlos al norte desde Estados del sur.

Un “pollero” cobra desde unos 35 mil pesos sólo por pasar a una persona de la frontera norte a territorio americano, pero su costo se eleva hasta 105 mil y en ocasiones supera los 200 mil pesos por trasladarla desde territorio mexicano hasta la frontera con Estados Unidos; en ninguno de los casos el traficante garantiza que su “cliente” llegue a su destino final con vida o sin ser atrapado por las autoridades en turno.

Desde hace más de 20 años, cuando la migración se tornó más severa y México se constituyó como territorio de paso hacia los Estados Unidos, comenzaron a aparecer los “polleros”.

Un “pollero” cobra desde unos 35 mil hasta unos 200 mil pesos por pasar al “otro lado”o trasladar a una persona desde territorio mexicano a la frontera con Estados Unidos; en ninguno de los casos el traficante garantiza que su “cliente” llegue a su destino con vida Foto: Cortesía

También aparecieron los “coyotes”, que son mexicanos conocedores de las rutas hacia el norte; estos recorren a pie como migrantes temporales a Estados Unidos pero no permanecen allá, sino que van y regresan a México en tiempos cortos. 

Ellos cobran por ayudar a otros migrantes a cruzar la frontera durante la noche, a través de la zona de cerros o el desierto de Arizona que sirve de límite natural, dada la facilidad con la que una persona se pierde en él.

Muchos de ellos son parte de las redes de alguna de las organizaciones armadas que existen en México, aunque no todos. 

Con el descenso sufrido en los últimos años de la cantidad de personas que intentan cruzar la frontera norte, reportes sostienen que los polleros y coyotes viven actualmente una crisis económica, aunque ahora parece ser que con las restricciones que los gobiernos han implementado, y tras la apertura a la Guardia Nacional, el negocio se ha expandido hasta Tlaxcala y Estados del sur.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"