Mienten, roban y traicionan al pueblo

Diputados legislan únicamente para beneficiar intereses de minorías, violentaron la ley y pueden ser sujetos de juicio político

Segados por su ambición personal y política, los diputados de la 4T en el Poder Legislativo de Tlaxcala –Morena-PT-PES y PRD- terminaron por dar la espalda a la generalidad de ciudadanos tlaxcaltecas, violentando la propia Ley Orgánica del Poder Legislativo de Tlaxcala.

En la votación de las diversas adiciones que realizaron a la Ley de Comunicaciones y Transportes, el pasado martes y después de 30 años de no haber reformado un solo artículo de esta norma estatal, no sólo atentaron sus propios principios –“de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”- impulsados por el presidente de México Andrés Manuel López Obrador –su guía moral-.

Resulta que también violentaron el artículo 9 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo estatal al prestarse a legislar únicamente para beneficio de la minoría, representada en los concesionarios y choferes del transporte público.

Con ello, los diputados mayoritarios se olvidaron de “ser la voz del pueblo” y se voltearon contra la mayoría de los tlaxcaltecas que, desde hace años, con justa razón exigen un transporte público más actualizado y de calidad, acorde a las competencias nacionales e internacionales.

La ley local establece que el Congreso del estado “es la voz del pueblo” de Tlaxcala, pero este precepto paso por alto por los diputados locales de Morena, PT, PES y PRD, quienes en la octava sesión ordinaria del pasado martes violentaron las leyes, y dejaron sin voz a la mayoría de la población de la entidad tlaxcalteca.

El artículo 9 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, vigente en Tlaxcala desde el 30 de diciembre de 2016, dice que: “Toda resolución que dicte el Congreso del Estado tendrá el carácter de Ley, Decreto o Acuerdo, en los términos siguientes”: para el caso de leyes que emitan los diputados en funciones de la legislatura local que se trate, será una “norma jurídica que establece derechos y obligaciones a la generalidad de las personas”, es decir, debe ser de beneficio para la mayoría y no en perjuicio de la gente, que fue lo que pretendieron hacer un grupo de congresistas estatales.

Violar flagrantemente la ley en contra de la mayoría de los tlaxcaltecas. Maniobrar las leyes estatales para beneficiar a grupos minoritarios, como es el caso de los transportistas. Intentar fomentar el monopolio en Tlaxcala para unos cuantos empresarios del servicio colectivo y dejar de ser la voz del pueblo, hace susceptible a los diputados de la 4T de ser sujetos a juicio político ante las instancias jurisdiccionales, al impulsar leyes que van en contra de la mayoría de la población.

Será derecho de la contra parte, los empresarios de las Plataformas digitales en Tlaxcala, emprenden acciones legales de esta naturaleza contra los excesos legislativos que están cometiendo los diputados locales, guiados por insaciables ambiciones y desconocimientos legales.

También asiste a los ciudadanos que se sientan agredidos con estas reformas, emprendan los juicios políticos para obligar a la mayoría de diputados de la LXIII Legislatura que legislen y aprueben leyes a favor de la mayoría de la población del estado.

Existen precedentes jurídicos, incluso hasta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que las nuevas leyes y reformas que hagan las Cámaras del Congreso de la Unión y de los Poderes Legislativos estatales, tienen que ser para beneficio y nunca en prejuicio de las mayorías de la población porque está prohibida la “regresividad”.

Con esto último, más lo sumado y señalado con anterioridad las adecuaciones y adiciones hechas a la Ley de Comunicaciones y Transportes lleva actos ilegales en contra.

¿Quiénes fueron los diputados que se olvidaron de la mayoría tlaxcalteca y votaron a favor de intentar prohibir el funcionamiento de las Plataformas digitales? Esta es la lista de congresistas que callaron la voz del pueblo.

Anuncios

Author: Jaime Xochitototl Cote