Más de 300 personas afectadas tras explosión de ductos de gas

Una colonia de por lo menos 20 viviendas y una escuela con más de 200 alumnos resintieron las secuelas; las personas regresarán a sus casas cuando todo sea mitigado

Más de 300 personas, la mayoría estudiantes de primaria, fueron los afectados por la explosión del ducto de gas pa noche del domingo en la colonia Santa Elena, perteneciente al municipio de Santa Apolonia Teacalco.

La localidad conformada por unas 20 familias  fue completamente evacuada luego de que el ducto de 24 pulgadas de diámetro explotara, la promesa ahora es que regresarán a sus casa cuando personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) controle completamente el incendio y declare la zona como segura.

La colonia está conformada por unos 80 habitantes, algunos niños en edad escolar, otros más pequeños que tuvieron que irse a vivir con familiares a otras comunidades o al menos puestos a salvo luego de lo que ocurrió.

Una escuela también suspendió ayer sus labores, la primaria “Emiliano Zapata” de la comunidad de Santiago Michac, un pueblo localizado a unos tres kilómetros en el municipio de Nativitas, decidió cerrar sus puertas de manera extraoficial, para no correr riesgos de seguridad.

A ese lugar acuden para recibir clases todos los niños de Santa Elena, es la escuela que les queda más cerca.

Además del temor, la incertidumbre de lo que pasará se apoderó de los pobladores, no regresarán a sus casas hasta que las autoridades lo decidan, pueden pasar uno o dos días, hasta varios dependiendo de la situación con los ductos y el avance de los trabajos del personal de Pemex.

Los niños, unos 30 de esa colonia que asisten a la escuela, tampoco saben cuando podrán volver, probablemente hoy se reanuden las clases en la primaria de Michac, pero los que se fueron de sus casas quizás a lugares más alejados no tienen certeza de cuántas clases perderán.

Además, los alumnos que no viven en Santa Elena pero que supieron del acontecimiento y luego vieron que por ese motivo su escuela fue cerrada, seguramente llegarán con el temor de que en cualquier momento algo puede suceder, desde hoy no estarán tranquilos en sus aulas.

Estas casi 300 personas fueron las que de inicio resintieron los efectos de la explosión que aunque no dejó hechos lamentables ni vidas pérdidas, si marcará el presente y futuro de los habitantes de la región.

Los cientos de familias que viven cerca, en los pueblos vecinos, aunque no fueron afectados, tomarán esto como una experiencia y sabrán de qué deben cuidarse pues desde que los ductos de gas de Pemex recorren la zona, es la primera vez que ocurre una explosión, y aunque indirectamente, fue a causa del robo de combustible en la región.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"