Lenta agonía de Joel Molina; Morena renovará su dirigencia

Desfondado por su senilidad, sus anacrónicos vicios de priista y su rencor contra la generación de izquierda de avanzada, el Senador suplente de Álvarez Lima, se ha dedicado a descalificar y dividir a la militancia que lo rechaza en todo momento. Ni sus propios paniaguados se expresan bien de él o acatan sus instrucciones

Desfondado por su senilidad, sus anacrónicos vicios de priista y su rencor contra la generación de izquierda de avanzada, Joel Molina Ramírez, encargado de la dirigencia estatal del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y al mismo tiempo Senador suplente de José Antonio Álvarez Lima, se ha dedicado a descalificar y dividir a la militancia que lo rechaza en todo momento.

Además ni sus propios paniaguados se expresan bien de él o acatan sus instrucciones porque se han dado cuenta que el expriista que se ha camuflado bajo los colores morenistas, ha entrado en una “lenta agonía” porque a partir de este martes iniciará oficialmente el proceso partidista para proceder con la renovación de la dirigencia de Morena en Tlaxcala.

De acuerdo con las fechas clave establecidas por Morena a nivel nacional, mañana 20 de agosto saldrá la convocatoria correspondiente para dar paso a la renovación de las estructuras partidistas de Morena, para que el 13 de septiembre entrante sean electos los delegados. En el mes de octubre de 2018 elegirán las dirigencias estatales.

Mientras que el 20 de noviembre será la elección para la renovación de la dirigencia nacional. Y en los meses de enero y febrero se desarrolle la elección de las dirigencias partidistas municipales, fechas que ha establecido la dirigencia nacional del partido.

Previo a la renovación, Morena en el estado se encuentra dividida por la incapacidad de Joel Molina Ramírez para mantener una militancia cohesionada.

Ante su próxima separación de la dirigencia local de Morena, Joel Molina, junto con expriistas y expanistas quieren apoderarse del instituto político rumbo a la elección del nuevo dirigente morenista, ya que pretenden dejar fuera a la militancia que fundó al instituto político y que están inconformes con el Senador que también hace funciones de encargado del instituto político, violando los estatutos de Morena.

Situación que ha dividido a los grupos de militantes morenistas quienes están en contra de que pretenda asaltar al instituto político para beneficiarse personalmente.

Incluso, sus propios consentidos, como Yair Castillo, quien fue nombrado por Molina Ramírez como Consejero Juvenil de Morena, ha manifestado abiertamente su rechazo hacia el Senador de la República ante la incapacidad que tiene el encargado de la dirigencia partidista para conciliar y unir a los grupos.

Por el contrario, Yair Castillo afirma que ante la falta de liderazgo de Joel Molina, en las reuniones del partido salen hasta con agresiones verbales y “mentadas” porque se ha desfondado y sus instrucciones no son acatadas.

El propio Senador de la República ha dado muestra de lo que abiertamente ha señalado Yair Castillo, porque los diputados locales de Morena han soslayado toda instrucción que les ha girado la dirigencia de su partido, también han violentado los principios de su instituto político de “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”.

Y es que Molina Ramírez ha aceptado públicamente en entrevistas que no tienen liderazgo sobre la propia bancada de morena dentro del Poder Legislativo de Tlaxcala, debido a que los legisladores locales sólo siguen su voracidad económica y política desde que han llegado al cargo.

“Aunque sea representante del partido, no los puedo tratar como mis subordinados faltándoles al respeto”, según acepta el Senador, por lo que a los legisladores locales solo se les ha hecho invitaciones para que resuelvan sus diferencias y tomen en cuenta las líneas del partido.

Por lo anterior, Joel Molina está desesperado y sin el control de Morena en Tlaxcala porque dentro de la militancia priva la desunión y hasta sus propios paniaguados no quieren acordar con él porque a estas alturas no representa ningún peso dentro del partido, además de que ha perdido liderazgo por los constantes conflictos que el propio Senador ha propiciado.

Los propios militantes y funcionarios de la dirigencia estatal de Morena aceptan que la división del partido es porque Joel Molina se desmorona y ya no tiene control.

Por lo que se ha dedicado a ofrecer plazas en el gobierno federal y promesas de candidaturas para las elecciones de 2021 con tal de que los militantes morenistas se sumen a él, con la finalidad de que obedezcan sus instrucciones.  

Sin embargo, el Senador Joel Molina quiere en Morena impulsar a sus incondicionales expriistas y expanistas para hacer a un lado a los morenistas fundadores del partido que están en desacuerdo con el desfondado encargado de la dirigencia en Tlaxcala.

Anuncios

Author: Jaime Xochitototl Cote