Vive la Huamantlada

En Tlaxcala la “Huamantlada” es la versión mexicana de los encierros de San Fermín en Pamplona, España, que al paso del tiempo adquirió características propias

En el corazón de México se encuentra la bella Tlaxcala, hogar de uno de los municipios más hermosos y mejor conocidos: Huamantla, atmósfera de costumbres y tradiciones arraigadas como aquella conocida como “La Huamantlada”, uno de los espectáculos más esperados durante la Feria que celebra a la Virgen de la Caridad.

Dicha tradición nace en el municipio en el año de 1953 por el ganadero Raúl González González, quien después de un largo viaje de visita por la bella Pamplona en España, se hizo gran admirador a las corridas de toros y su entorno. Propietario del hierro de Piedras Negras, propone trasladar esas costumbres a tierras mexicanas y comparte su experiencia con un grupo de personas para planear un festejo similar durante la Feria de Huamantla.

Después de todos los preparativos, en 1954 se llevó a cabo el primer encierro de toros por las calles de la ciudad que era anunciado dentro del Programa de la Grandiosa Exposición Regional y Tradicional Feria de la siguiente forma: “Domingo 15 de agosto, a partir de las nueve horas, espectacular encierro de los seis finísimos toros de lidia de la Ganadería de Piedras Negras que componen la Gran Corrida de Feria de este día, que serán llevados como a campo traviesa por las calles de la Ciudad al estilo Pamplona, España; por un grupo de diestros caporales y guiados por los amaestrados cabestros del cortijo, siendo el recorrido a su entrada, por todas las calles de Zaragoza siguiendo por las de Bravo hasta los corrales de La Taurina”.

La intención del primer encierro era siguiendo los lineamientos de los festejos de San Fermín en Pamplona, aunque en 1956 ya había adquirido características propias e incluso la prensa taurina nacional ya hablaba del encierro, con crónicas y reportajes en diarios de gran prestigio que publicaron gráficas de los corredores delante de los toros.

La primera corrida estuvo a cargo de Don Raúl González, quien junto con sus amigos más cercanos hicieron hasta lo imposible para obtener la autorización del gobierno y así comenzar a celebrar una fiesta que consistía en soltar a los toros por las calles del pueblo. Con el tiempo, González logró formar parte de las tradiciones Huamantlences.

Para 1970 se estableció un cerco en el cual se especificaron las calles por las cuales pasarían los toros y así sobreguardar las vidas de los habitantes que no deseaban participar durante el acto, también se compraron toros especiales para la gran corrida estilo Huamantla.

La tradición comienza una noche antes al “gran día”, cientos de fachadas son adornadas con detalles taurinos, comienzan a cerrarse las más de 10 calles que son utilizadas durante el evento, también se lleva a cabo una verbena popular y la aparición de la reina de la feria.

Al día siguiente son llamados todos los valientes que enfrentarán a los toros, la señal es un cohete que suena diez minutos antes del mediodía; Cinco minutos más tarde se da la segunda llamada, y la tercera sonará a las doce y trae consigo la apertura de la huamantlada y la liberación de los más de 25 toros que salen despavoridos por las calles.

La adrenalina se percibe en el ambiente y explota intensamente al ver los cientos de audaces corredores que esquivan los cuernos de los furiosos toros, los más valientes se enfrentan a ellos, unos más gritan y otros cuantos tímidos buscan un refugio seguro.

Casi dos horas despúes, los coordinadores lazan a los toros para encerrarlos en sus cajones, los animales cansados, no oponen resistencia y es así como termina una de las corridas más peligrosas, sin embargo, la diversión continúa hasta altas horas de la noche con otras actividades.

Para muchos aventureros, una de las experiencias más excitantes es arriesgar su integridad al esquivar las cornadas, el sentir correr el vértigo dentro del cuerpo para ellos es la liberación de adrenalina durante las 2 horas de duración.

La Huamantlada es una de las tradiciones más arraigadas y esperadas durante el año, se lleva a cabo ocho días después del inicio de la feria tradicional y cabe mencionar que atrae la atención de miles de turistas nacionales y extranjeros curiosos que están dispuestos a tomar fotos y uno que otro a sentir el riesgo de participar.

A pesar de que se trata de una aventura extrema, la corrida al estilo Huamantla es un evento que sólo los más valientes enfrentan y arriesgan su vida frente a los violentos toros que no dudan ni un sólo instante en envestir a cualquiera que se atraviese en su camino.

Si eres de los que buscan elevar tu adrenalina al cien por ciento, la Huamantlada es una de las mejores opciones para ello, se lleva a cabo durante el mes de Agosto de cada año, te recomendamos estar atento con todos los sentidos, pero más con el de “supervivencia” para lograr salir sano y salvo de la corrida .

Anuncios

Author: ABC Online

En ABC Online trabajamos todos los días para mantenerte informado con contenidos de tu interés y de calidad, agradecemos tu preferencia y tus recomendaciones.