La CEDH se mantuvo al pendiente tras el aseguramiento de 57 migrantes


Personal jurídico psicológico y médico, acudieron al lugar para conocer la situación en la que habitaban, sobre todo de los menores de edad.


La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), se mantuvo al pendiente tras el aseguramiento de los 57 migrantes en Yauhquemehcan, esto para evitar que fueran violentados durante su traslado, sostuvo el ombudsman Víctor Cid del Prado Pineda.

En este tenor, indicó que el día de ayer psicólogos, el área jurídica y médica se trasladaron hasta el lugar donde fueron encontrados para conocer en qué condiciones habitaban, sobre todo los menores de edad.

Lamentó este hecho que se dio en la entidad, ya que aseguró que hay personas que se aprovechan de la necesidad, y cobran tarifas para llevar a los centroamericanos hasta la frontera.

Indicó que se han mantenido pendientes de que en los municipios por donde transita el tren, policías municipales no detengan a estas personas, “ya que los únicos facultados para hacer dicho procedimiento es el Instituto Nacional de Migración (INAMI), “pero deben garantizar su resguardo”.

Aseguró que tras mantenerlos dentro del albergue del INAMI, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), es la que interviene para vigilar que no sean violentados, que reciban atención digna en tanto sean repatriados a su país de origen, “en caso de que  nos den la facultad, entonces nosotros nos encargamos”.

Dijo que tras endurecer las medidas el Gobierno Federal, para evitar que centroamericanos lleguen a la frontera con Estados Unidos, es una situación cruda la que viven estas personas al buscar mejorar su calidad de vida; “sin embargo, Tlaxcala ha sido de los estados donde se ha vigilado que los indocumentados no sean víctimas de agresiones y sobre todo que sean atendidos en caso de sufrir accidentes o enfermedades”.

Del Prado Pineda indicó, que de igual manera mantienen comunicación con la Casa del Migrante “la Sagrada Familia”, ya que dentro de este lugar se ha logrado ubicar a jóvenes que son violentadas durante su trayecto por México.

Insistió que la situación precaria que viven en sus lugares de origen, los ha obligado a emigrar, encontrándose con este tipo de adversidades y engaños, a esto se añade las medidas que han puesto las líneas de autobuses.

Concluyó al decir, que insistirán en mantener coordinación con el INAMI y que puedan laborar en bienestar de estas personas.

Anuncios

Author: Yaneth Ortega Jimenez