Iglesia católica conmemora 500 años de la primera misa en Tlaxcala

Cientos de feligreses se congregaron en la celebración eucarística ofrecida a los Santos Niños Mártires.

En el marco de la conmemoración de los 500 años de celebración de la primera misa en Tlaxcala, el Obispo Julio César Salcedo Aquino, hizo un llamado a la redención y a la conversión a los cientos de feligreses que llegaron para venerar a los Santos Niños Mártires en la comunidad de Atlihuetzian, Yauhquemehcan.

Durante la homilía Salcedo Aquino acentuó que la canonización de los Niños Mártires, llama a los feligreses a anunciar la buena nueva, así como San Cristóbal, Antonio y Juan, quienes no se quedaron en la seguridad de su familia e impulsados por llevar el evangelio a otras personas, lo hicieron a costa de su propia vida.

El jerarca de la iglesia en Tlaxcala, expuso que el Papa Francisco, hace un llamado a la conversión personal, pastoral y misionera, “no podemos quedarnos con las mismas estructuras, no podemos permitir que la iglesia lleve una pastoral de mente burocrática, estática y administrativa, debe ser una pastoral misionera hacia un estado evangelizador constante”.

Fue claro al señalar, que San Cristóbal, Antonio y Juan, fueron los protomártires de América, los primeros que dieron su vida por causa del evangelio, “pero antes podemos decir que son los primeros evangelizadores de nuestra tierra”.

Salcedo Aquino recordó, que en aquella primera misa celebrada en Tizatlán, con la presencia de indígenas, esto el 23 de septiembre de 1519, en el lugar donde se realizó esta celebración, se tuvo un altar, una cruz y la presencia de la Virgen María.

“No olvidemos que la evangelización promueve la unidad, ya que no está separada de la vida y de las cosas que se viven constantemente, en las familias, en los pueblos en todas la situaciones”.

Dijo que es necesario impulsar la promoción social en los pueblos, así como lo hicieron los tres Niños Mártires, quienes buscaban que se respetará la vida y dignidad de las personas, que se evitarán los sacrificios humanos y que dedicarán aquellas personas su vida a Dios.

Al mismo tiempo exhortó a la feligresía presente, religiosos y sacerdotes a no ver esta veneración de los Niños Mártires meramente devocional, sino como un “llamado del espíritu santo a la evangelización, a incidir en nuestro mundo y en la sociedad”.

Tras la presentación del Plan de Pastoral Diocesano 2019- 2023, denominado “Misericordiosos como el Padre”,  muestra el espíritu santo que esos son los caminos a seguir ya que se integran los valores como la valentía, la generosidad, la audacia, la creatividad, “pero sobre todo anunciar la alegría del evangelio”.

Salcedo Aquino concluyó al decir que Dios lo que pide es que haya un cambio y por ello es que la iglesia se renueva y que sea al estilo de los Niños Mártires, “acojamos este plan diocesano de pastoral con una mirada sencilla y yendo al núcleo de la evangelización y anunciar la misericordia de Dios a todos los rincones de nuestra diócesis de Tlaxcala”.

Anuncios

Author: Yaneth Ortega Jimenez