Halloween tira ventas a comerciantes tradicionales

Los vendedores de dulces típicos, flores y atuendos mexicanos pierden cada año; los productos tradicionales se han cambiado por accesorios extranjeros que nada tienen que ver con la cultura mexicana

Los productos y accesorios alusivos a la tradición del Halloween, en Estados Unidos, han tenido tanta influencia en territorio mexicano que desde hace varios años les han tirado las ventas de temporada a los comerciantes tradicionales que continúan llevando hasta los mercados productos que engrandecen la cultura mexicana.

Los dulces típicos elaborados a base de frutas con piloncillo, las calaveritas de azúcar o de chocolate, los dulces con miel, e incluso las tradicionales hojaldras y las flores de cempasúchil, han perdido terreno ante productos que no tienen nada que ver con la cultura local; algunos incluso son burdas copias o elementos adaptados de manera forzada a la tradición mexicana.

 Desde hace aproximadamente una década a la fecha, las ventas de productos tradicionales han disminuido casi un 50 por ciento (%), sin embargo las tradiciones se niegan a desaparecer gracias a que en las familias las personas de la tercera edad y adultos mayores incitan a las nuevas generaciones a conservar la cultura de sus pueblos.

Los medios de comunicación, sobre todo los audiovisuales, han contribuido a que las tradiciones mexicanas se preserven, sin embargo los comerciantes han sacado provecho y ahora hacen de la propia tradición nacional, una copia que venden perdiendo toda originalidad y rasgos característicos.

Margarita, vendedora de dulces de frutas en la capital tlaxcalteca, aseguró que los niños de hoy día no han probado en su vida un dulce de calabaza, o de tejocote, mucho menos de higo, en cambio para el Día de Muertos, cuando salen a pedir su “calaverita” prefieren que les den dinero o dulces de marcas reconocidas.

“Los niños ya no salen a la calle a cantar para que les abran la puerta y les compartan de lo que las familias colocan en los altares esperando a sus seres queridos  fallecidos, ahora se van a las calles y entran a los comercios pidiendo dinero o dulces empaquetados, la tradición se ha deformado”, dijo la vendedora.

Las familias en sus hogares han cambiado la ofrenda tradicional y ahora le colocan elementos extranjeros, como adornos de  brujas, fantasmas  o vampiros y han dejado de lado el papel picado, el copal y otros elementos mexicanos; incluso las flores ya son artificiales provenientes de China y otros países industriales.

Estos días, las tiendas, locales y centros comerciales lucen cientos de disfraces de Halloween, las brujas, piratas y personajes de películas y series de terror encabezan la lista, dejando muy atrás a los atinados de Catrinas, calaveras o Catrines que caracterizan a Día de Muertos mexicano.

Todos esos elementos han hecho que los comerciantes encargados de preservar las tradiciones locales queden en segundo plano y por consiguiente sus ventas sufran un decremento importante cada temporada.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"