Falta un mes para festejar a la Virgen de la Caridad en Huamantla

Los preparativos para que la imagen luzca un nuevo atuendo comenzaron desde mayo, alrededor de 70 personas, en su mayoría mujeres, se han dedicado a bordar con esmero hilos de oro y aplicaciones en cristal cortado que formarán parte del tradicional “vestido de la Virgen”

Foto: Miguel Ángel Lara

El manto que lucirá la Noche que Nadie Duerme lleva un 70% de avance; alrededor de 70 personas lo bordan desde mayo, está año será conmemorativo a los 500 años de evangelización

Ya sólo falta un mes para una de las celebraciones religiosas más grandes de Tlaxcala y también, por su colorido, una de las más grandes de México: la que se realiza en Huamantla para festejar a la Virgen de la Caridad.

Para la comunidad católica, una de las tradiciones más relevantes es la del bordado del manto que lucirá la noche del 14 de agosto y madrugada del 15 para salir a las calles y recorrer gran parte del centro del municipio en La Noche que Nadie Duerme, ahí decenas de miles de fieles se reunirán para rendirle culto.

Para la comunidad católica, una de las tradiciones más relevantes es la del bordado del manto que lucirá la noche del 14 de agosto y madrugada del 15 para salir a las calles en La Noche que Nadie Duerme

Foto: Miguel Ángel Lara 2018

Los preparativos para que la imagen luzca un nuevo atuendo comenzaron desde mayo, alrededor de 70 personas, en su mayoría mujeres, se han dedicado a bordar con esmero hilos de oro y aplicaciones en cristal cortado que formarán parte del tradicional “vestido de la Virgen”.

Al mando de Alicia y Laura Hernández, a la fecha llevan un avance de más del 70 por ciento (%) y esperan terminar una semana antes, por lo menos, para poder resolver cualquier detalle imprevisto sin tener el tiempo encima; todo debe quedar a la perfección, listo para que la Virgen lo luzca en el recorrido nocturno.

“Unas chicas de Puebla y de la Ciudad de México se enteraron de que ya estábamos bordando el manto y decidieron sumarse, vienen por la mañana, colaboran con nosotras y por la tarde se van, regresan a su lugar de origen; la gente se suma por la fe que le tienen a nuestra Santa Patrona”, detalló la mujer.

Siempre vamos buscando algún realce, colocamos más piedras o algún toque para ir cambiando los diseños, en esta ocasión las perlas son traídas de Japón y la seda es de La India”, explicó la encargada

Foto: Miguel Ángel Lara 2018

La “Casa de Doña Caro”, convertida en el museo “Casa Carito” luego de su muerte en 2015, es la sede para qué día a día quienes participan en esta labor, que desde hace 53 años se ha vuelto una tradición y que hoy día es un emblema de la comunidad religiosa de Huamantla y todo Tlaxcala.

Al proceso de bordado se unieron personas de Puebla y la Ciudad de México, la fe y devoción es tal hacia la Virgen de Huamantla que buscan cómo ayudar en el proceso; existen historias y creencias en torno al arte del bordado, una de estas señala que si una mujer desea tener un hijo y no lo ha conseguido, si borda una parte del manto, pronto recibirá el milagro de la concepción.

Para este año, luego de que en 2018 en Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) hiciera la recomendación de que el manto debería ser más corto para preservar la imagen, se enfocarán en un diseño que estará acorde y en conmemoración de los 500 años de la evangelización en Tlaxcala.

En esta actividad no sólo participan mujeres, pues en días pasados algunos hombres han llegado a participar en la elaboración del manto, algunos hacen promesas a la Virgen y por eso participan

Foto: Miguel Ángel Lara 2018

En entrevista telefónica, Silvia Hernández dio a conocer que ese será el motivo principal de esta ocasión, además de que cambiaron algunas telas sin que deje de ser del emblemático color azul y blanco bordado con hilo de oro.

“Siempre vamos buscando algún realce, colocamos más piedras o algún toque para ir cambiando los diseños, en esta ocasión las perlas son traídas de Japón y la seda es de La India”, explicó.

Además, expresó que en esta actividad no sólo participan mujeres, pues en días pasados algunos hombres han llegado a participar en la elaboración del manto, algunos hacen promesas a la Virgen y por eso participan; “un sacerdote que hizo una manda también vino a darle unas puntadas”.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"