Enfrenta IMSS quejas por el mal servicio que otorga

Por falta de medicamentos, mala integración de expedientes, infraestructura y deficiente atención, se promovieron cinco quejas ante la CNDH contra la delegación del IMSS en Tlaxcala

Por falta de medicamentos, mala integración de expedientes, infraestructura y deficiente atención médica a derecho habientes tlaxcaltecas, la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala enfrenta cinco denuncias que fueron radicadas ante la comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Del 1 de enero de 2019 a la fecha, el organismo nacional registró 10 quejas a nivel nacional promovidas contra del IMSS, de las cuales el 50 por ciento de las quejas, son contra los servicios que ofrece la institución de la entidad tlaxcalteca que encabeza Gabriel Pérez Corona.

De acuerdo al reporte, de enero a mayo de este 2019, explica que las quejas contra el IMSS son por la mala integración de expedientes, falta de medicamentos, la infraestructura que en las clínicas se mantiene y porque no hay igualdad en cuanto a los derechos laborales, por omitir a peticiones realizadas y el servicio médico deficiente que ofrece la institución a los derecho habientes del estado.

Sin embargo, a pesar de que se le ha cuestionado sobre la situación que mantiene el IMSS en Tlaxcala, el delegado Gabriel Pérez ha señalado que todo camina de manera correcta, que cuenta con los insumos necesarios, además de que hay un excelente servicio, discurso que se contradice con el 50 por ciento de quejas nacionales que concentra la institución médica.

Sin dejar de lado que es constante la queja que hay en torno a la atención médica, ya que algunos pacientes deben aguardar mucho tiempo para ser atendidos.

Dentro de esta lista también, se encuentran la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

En el caso de la ISSSTE, se han negado las prestaciones de seguridad a las que los trabajadores del Estado tienen derecho, mientras que la Junta Federal de Conciliación es entorno a que ha faltado a la legalidad, por no ser imparcial y no hay eficacia, esto con respecto al sus funciones.

En el caso de la SEDENA, la queja va en torno a que no hay legalidad, honradez, y eficacia en el desempeño de las funciones, empleos, cargos o comisiones y otra más que no se pudo establecer.

Anuncios

Author: Yaneth Ortega Jimenez