En Tecoaque 10 mil turistas por temporada vacacional

Hasta 50 camiones se registran en fines de semana que visitan el área turística de la entidad

La cuarta Zona Arqueológica del estado de Tlaxcala, Zultépec-Tecoaque ubicada en el municipio de Calpulalpan, un pueblo que pese a que también data del Posclásico, reporta una afluencia turística de 10 mil turistas en esta temporada vacacional y hasta 50 camiones turísticos durante los fines de semana, informó Enrique Martínez Vargas, encargado de esta zona ubicada al norponiente del estado de la entidad tlaxcalteca.
Explicó en entrevista que el turismo en esta época vacacional “es abundante por la temporada de las Luciérnaga vienen de México y pasan a la zona arqueológica y se tiene un promedio de 10 mil gentes en este periodo vacacional”.
Incremento turístico que “es mucho sobre todo los fines de semana, durante los sábado tenemos hasta 30 camiones y los domingos de 20 a 25 autobuses de visitantes en promedio, aunque ahorita baja un poco por el inicio de clases y de que culmina el periodo de avistamiento de las Luciérnagas, pero si hay mucho turismo que se queda”, expresó el arqueólogo responsable de la Zona Arqueológica Zultépec-Tecoaque.
Precisó que el turismo que más se acerca a visitar la zona es el extranjero de Estados Unidos de Norteamérica, España, Francia y países de Sudamérica.
Agregó que muchos turistas están interesados no solo en acudir a observar la zona, si no en todos los acontecimientos que encadenan la llegada de los españoles al territorio tlaxcalteca hace 500 años, así como en la zona donde vivieron.
Martínez Vargas comentó que “los acolhuas capturaron una caravana de aliados de Hernán Cortes, de al menos 350 personas (hombres y mujeres de origen español, negros y mulatos, taínos e indígenas tlaxcaltecas y totonacos) y diversos animales, a los cuales sacrificaron y consumieron ritualmente”.
En recientes temporadas de campo se han hallado evidencias de la que pudo ser la última ceremonia de la urbe prehispánica, “figurillas de deidades, braseros ceremoniales, restos humanos y, en especial, el segmento de una pata de caballo, la cual confirmó que los restos son de la época del contacto que los tlaxcaltecas tuvieron con los españoles”.
Enrique Martínez señaló que, en castigo a la captura de su caravana, Hernán Cortés designó a Gonzalo de Sandoval para que acudiera a Zultépec a destruir la ciudad, lo cual fue verificado por el alguacil mayor del conquistador. Los habitantes en su mayoría huyeron, no sin antes resguardar sus deidades en depósitos que, ahora, son devueltos a nuestro tiempo por los arqueólogos del INAH. En este sitio sobresale su pirámide circular dedicada a Ehécatl, deidad del viento.

Anuncios

Author: Sthefanny Mellado López