En 2018, Tlaxcala registró 375 tomas clandestinas a Pemex

Continúa la extracción ilegal en la entidad tlaxcalteca y que se ha incrementado en la zona sur, una de ellas originó la explosión del pasado domingo

En los últimos siete años el robo de hidrocarburos a través de tomas clandestinas en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) se ha convertido en un problema de seguridad nacional y que ha alcanzado también al estado de Tlaxcala, no sólo en el ámbito económico, sino también en la seguridad de la población debido a los accidentes que conllevan estas actividades delictivas de extracción, ocasionando lesiones e incluso la pérdida de vidas humanas, así como daño a la infraestructura y al medio ambiente por las explosiones que se presentan.

De acuerdo con información de Pemex, en 2018 se tenían registradas en Tlaxcala 375 tomas clandestinas y que fueron reportadas por Petróleos Mexicanos (Pemex), donde el mayor número de extracciones ilegales se detectaron en los municipios de Calpulalpan y Nanancamilpa debido a que fueron los focos rojos con este problema, sin embargo en lo que va de 2019, la comuna de Nativitas también han aumentado el número de tomas ilícitas para la extracción de gas, principalmente, por parte de grupos delictivos.

A nivel nacional, la paraestatal federal documentó en el primer semestre de 2019 más de siete mil tomas clandestinas a los ductos de Pemex en todo el país, lo que representó un crecimiento de alrededor del 1.12 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Los datos oficiales de Pemex agregan en su informe anual un mapeo de la seguridad que se tiene por los efectivos del Ejército Mexicano en las zonas donde se presentan casos de explotación de hidrocarburos de forma ilegal y, donde los meses abril, mayo, julio y agosto se incrementó el número de tomas.

A estos números de ataques a los ductos de Pemex que atraviesan por Tlaxcala, se suma la explosión del pasado domingo por la noche, esta vez en el municipio de Nativitas, Tlaxcala, causada por una toma clandestina que terminó con una explosión dejando tres heridos y uno de gravedad trabajador de Pemex.

Informes oficiales explicaron que el combustible estalló cuando los técnicos de Pemex reparaban una toma clandestina en el poliducto LPC de 24 pulgadas, a la altura del kilómetro 600+500, en la colonia Santa Elena de la comunidad de Xochitecatitlan entre los límites de los municipios de Nativitas y Teacalco.

En este sentido, la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) ordenó la evacuación de alrededor 80 personas que construyeron sus viviendas a unos metros de la zona donde ocurrió el siniestro y podrán regresar hasta que la emergencia quede totalmente controlada para evitar que pueda estar en riesgo su salud.

Anuncios

Author: Sthefanny Mellado López