Detenida en Alemania la madre del exdirector de Pemex, acusada de lavado de dinero

La Fiscalía ha emitido órdenes de aprehensión contra varios miembros de la familia de Emilio Lozoya en el marco del ‘caso Odebrecht’

La madre del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, ha sido detenida en Alemania por lavado de dinero y asociación delictuosa, según ha informado este miércoles el abogado de la familia Javier Coello. Sobre Gilda Austin, de 71 años, pesaba una orden de aprehensión emitida por un juez mexicano en el marco de una investigación por el caso Odebrecht. También hay fichas rojas de Interpol contra el propio Lozoya, su esposa y su hermana. Según la investigación de la Fiscalía, la familia del antiguo jefe de la petrolera mexicana y persona de confianza del expresidente Enrique Peña Nieto recibió sobornos millonarios entre 2012 y 2016 a cambio de contratos en la refinería de Tula, en el Estado de Hidalgo. 

Austin, que se encontraba de vacaciones junto a sus nietos en la isla alemana de Juist, es investigada por el depósito en su cuenta bancaria de 185.000 dólares, utilizados para pagar impuestos en un negocio inmobiliario, rodeado de sospechas por presuntos sobornos. El abogado ha informado en entrevista radiofónica que esta se encuentra en un centro de detención a la espera de comparecer ante el juez y que “su único delito es que su hijo le depositó para que pagara a los abogados y los impuestos”.

Aunque los abogados de la familia han asegurado que Lozoya permanece en México, la detención de su madre en Alemania ha vuelto a disparar las dudas sobre su paradero. La esposa del exdirector de Pemex, Marielle Helene Eckes, es alemana y el propio Lozoya está tramitando la nacionalidad en ese país. Además, Alemania y México tienen un convenio de reciprocidad en materia de asistencia jurídica, pero no un tratado de extradición.   

Las autoridades mexicanas tienen varios frentes abiertos contra Lozoya, inhabilitado en mayo para ocupar cargos públicos por 10 años. La Fiscalía investiga la compra durante su gestión al frente de la petrolera de una planta de fertilizantes a Altos Hornos de México (AHMSA), a un sobreprecio de 500 millones de dólares. Una ganancia que, según las autoridades, pudo ser utilizada para distribuir sobornos. El presidente de AHMSA, Alonso Ancira, fue detenido en mayo en España y salió de prisión un mes después, tras pagar una fianza de más de un millón de dólares mientras se decide sobre su extradición. Además, se investiga el vínculo de la constructora Odebrecht con la adquisición por parte de Lozoya de una casa en el lujoso barrio de las Lomas en Ciudad de México por 3,5 millones de dólares.

Anuncios

Author: Penelope Garcia Lozano