Cumplen medidas ecológicas alfombristas de Huamantla

Dese el primer día de la feria no utilizan productos desechables; los visitantes deben llevar su propia taza y plato para recibir café y tamales al visitar a la Virgen de la Caridad

Las comisiones de alfombristas que elaborarán tapetes desde el primero y hasta el 31 de agosto en el atrio de la Basílica de la Virgen de la Caridad, en Huamantla, cumplieron las medidas ecologías que habían prometido desde hace días y, al inicio de las festividades, decidieron no utilizar envases desechables de ningún tipo.

Desde el primer día de fiesta colocaron anuncios en algunas partes visibles para que los visitantes lleven su propia taza y su propio plato y ahí puedan recibir los alimentos o antojitos que por tradición las comisiones que festejarán a diario a la Santa Patrona puedan depositar los obsequios.

Este acuerdo surgió como iniciativa para evitar la contaminación, pero también para hacer conciencia entre las personas que visitarán a la Virgen de la Caridad de que cuando lleguen a otro lugar deban procurar mantenerlo lo más limpio posible como parte de la cultura y respeto de cada individuo.

 “Visitante, unidos hacemos el cambio, sin taza no hay café; trae tu taza para regalarte café”, dicen algunos de los anuncios que desde el 31 de julio colocaron; la intención es evitar que la explanada del templo, así como las calles cercanas, queden llenas de productos de unicel que al final nadie recoge.

La tradición dicta que a diario, una comisión de personas será la encargada de elaborar una alfombra en honor a la Virgen de la Caridad y esta se colocará en un espacio destinado para ello; al finalizar esa comisión tendrá la encomienda de donar tamales y atole, o café, a todos los participantes, aunque esta costumbre se ha extendido y ahora también se incluye a todas las personas que al momento se encuentren en el atrio.

Esto hizo, por muchos años, que cientos de platos y vasos de unicel quedaran esparcidos por toda la explanada y calles cercanas, a veces durante todo el día porque en ocasiones nadie se daba el tiempo de levantar la basura, mucho menos de depositarla en un lugar adecuado.

Lo que parecía una cumple propuesta entre los alfombristas, se convirtió, apoyado por todos, en un reglamento que estará vigente durante los festejos católicos en Huamantla, el siguiente paso, según los alfombristas, será contagiar a los negocios de alimentos para que no expendan productos en platos y vasos contaminantes.

La intención es que esto pueda ponerse en práctica el próximo año, mientras tanto los alfombristas de Huamantla han sentado las bases de una intención que pretende hacer una feria más limpia fomentando entre todos el cuidado de los espacios y el medio ambiente.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"