Complicidad legislativa


Ante las irregularidades financieras de los ayuntamientos y que los diputados pretenden cubrir, ciudadanos también se inconforman


Cada vez se hace más alto el reclamo de no tolerar la corrupción y desvíos millonarios dentro de los municipios.

Los diputados tienen que sancionar a los ediles que han hecho una mala gestión y a ellos la ciudadanía tlaxcalteca les exige hacer lo que les toca, dejando de lado las “mordidas económicas” y los sobornos.

Los legisladores de la Comisión de Finanzas y Fiscalización llevan el proceso de revisión de las cuentas públicas del año 2018, procedimiento que los hacen en la opacidad, con reserva de información de las cuentas públicas y con reuniones en privado con alcaldes que enfrentan observaciones graves.

Algunos partidos políticos han exigido a los diputados de la LXIII Legislatura estatal que sean transparentes y den a conocer el resultado del informe anual de resultados de la cuenta pública que el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) entregó el 30 de mayo pasado a los congresistas.

Sin embargo, la Comisión de Finanzas y Fiscalización ha hecho oídos sordos a las exigencias de transparencia y han ocultado con llave, bajo el argumento de la reserva de información, cada uno de los estados financieros correspondientes al segundo año de gobierno de los 60 ayuntamientos, poderes y organismos autónomos.

Al reclamo de no tolerar la corrupción, se han sumado los habitantes del municipio de San Lorenzo Axocomanitla, que junto con exautoridades municipales acusaron que la presidenta municipal, Martha Palafox Hernández, incurrió en evidentes irregularidades administrativas y financieras.

Sin embargo, acusaron que Martha Palafox ha pactado la corrección de las observaciones millonarias en su cuenta pública 2018, con la presidenta de la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso local, María del Rayo Netzahuatl Ilhuicatzi, y con el resto de los legisladores.

Domingo Meneses Rodríguez, habitante de ese municipio, junto con un grupo de pobladores, acusaron que los diputados están más interesados en fiscalizar las cuentas públicas del año pasado de las comunas que principalmente enfrentan graves irregularidades.

“Los diputados no han faltado a una reunión en privado con los alcaldes cuando si presentaron ausencias en las sesiones ordinarias del primer año de su gestión legislativa”, lo que evidencia que tienen intereses de por medio y que en estos casos son económicos para que, a cambio, corrijan las irregularidades de los millones de pesos que los presidentes municipales no pueden comprobar el destino y uso.

Esta vez han sido los pobladores de Axocomanitla que acusan un faltante de por lo menos 3 millones de pesos que no se sabe dónde fueron a parar y ante la complacencia de los legisladores, se han sumado para denunciar la complicidad legislativa que hay dentro del Congreso estatal.

¿Cuántos ciudadanos más se sumarán públicamente a la exigencia de no más corrupción y de qué municipios? Ya veremos.

Anuncios

Author: Jaime Xochitototl Cote