Cáncer en mujeres puede prevenirse con lactancia materna

También evita infecciones, alergias, desnutrición y obesidad a los bebés, dice enfermera en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna que se conmemora del 1 al 7 de agosto

El cáncer de mamá y de ovario en mujeres puede prevenirse a través de la lactancia materna -proceso en el que la madre alimenta a su hijo recién nacido a través de sus senos que segregan leche-, también les ayuda a reducir las hemorragias posparto y a bajar de peso, mientras que a los bebés les previene infecciones, alergias, desnutrición y obesidad, informó Alicia Sánchez enfermera encargada del área de lactancia materna del Hospital General de Tlaxcala (HGT).


En el marco de la Semana Mundial del la Lactancia Materna que se conmemora del 1 al 7 de agosto en más de 170 países, entre los que se encuentra México, con la finalidad de fomentar la lactancia materna entre las mujeres que son madres, además de que “la lactancia nunca pasara de moda”, explicó Alicia Sánchez.


Agregó que en el Hospital General de Tlaxcala a través de la Secretaría de Salud (Sesa) “estamos haciendo acciones de promoción de los beneficios de la lactancia materna a nivel mundial y nacional derivado de la importancia que tiene y los componentes que tiene la leche materna, se está haciendo un mayor énfasis en esta semana del 1 al 7 de agosto” para que las mamás no dejen de lado esta práctica.


Detalló que la Organización Mundial de la Salud nos hace la recomendación que sean dos años de manera complementaria, pero de manera exclusiva los primeros seis meses de vida del bebé se debe amamantar.


Alicia Sánchez expresó que “hay organizaciones que nos dicen que hasta cinco años realmente se puede llevar a cabo la lactancia materna porque no tienen fecha de caducidad, si la mamá decide darle leche más tiempo es muy personal, pero desgraciadamente las jovencitas de hoy en día a causa de la tecnología no nos ha favorecido en nada porque está pasando de moda la lactancia materna y esto no es una moda, es benéfica para la mamá y el bebé”.


La encargada del área de lactancia materna del HGT refirió que en el hospital “hacemos actividades académicas, capacitamos al personal clínico y, aparte, pasamos con las pacientes para darles las accesorias, también hacemos promoción en los periódicos murales que hay colocados en el área de hospitalización como en el área de la consulta externa se les entregan trípticos”.

Foto: Hospital General de Tlaxcala/STHEFANNY MELLADO LÓPEZ


“El hecho de que el bebé sea amamantado es muy benéfico porque nos ayuda a prevenir infecciones, alergias, desnutrición y obesidad a las mamás las ayuda a prevenir cáncer de mamá, cáncer de ovario, a reducir las hemorragias posparto y a bajar de peso”, añadió la enfermera.
Además de que este método de alimentación de las mamás hacia sus hijos contribuye a la prevención de enfermedades y también al ahorro económico porque “se ahorran miles de pesos porque no van a gastar en una leche que al final de cuentas no va a cumplir con el contenido nutricional para los bebé.


“Es probable que de no utilizar la leche de mamá, el bebé se enferme en reiteradas ocasiones y tendrá que gastar en medicina, alimentación, si nosotros promocionamos la lactancia materna desde que nace el bebé y pegamos al pecho al bebé de manera inmediata para que empiece a succionar la leche, comenzará a bajar la leche”.


Alicia Sánchez dijo que en el servicio del hospital se maneja alojamiento conjunto que es el contacto conjunto piel a piel del bebé y esté cerca de mamá para que succione lo más pronto posible para que la bajada de la leche sea lo más pronto posible.


Indicó que la leche materna pasa por tres etapas que es del primero al quinto día, mamá produce calostro y su característica es en poca cantidad y es de color amarillo porque contiene la mayor concentración de anticuerpos que el bebé necesita para prevenir enfermedades de por vida, del 6 al décimo día tienen leche de transición, es menos amarilla y tiene otros componentes a partir del día 10 en adelante la leche se hace madura y se vuelve color blanco.


El color de la leche cambiara dependiendo de lo que come la mamá, pero no pasa nada porque después de que nace el bebé la mayoría de las veces engorda y es porque el cuerpo va reservando componentes para que después de amamantar el cuerpo pueda tener nutrientes que perdió con la lactancia.


Reiteró que es importante que las futuras mamás se acerquen al hospital para tener un control de su embarazo y así poder detectar alguna anormalidad con su cuerpo para que este se pueda corregir antes de la llegada del bebé.

Anuncios

Author: Sthefanny Mellado López