Campesinos no quieren fertilizante orgánico, piden químicos

En municipios del oriente rechazan que los apoyos para el campo sean de ese tipo; el abono orgánico trae problemas y no es efectivo”, dicen

Campesinos de la zona oriente de Tlaxcala se manifestaron inconformes debido a que los apoyos para el campo de este 2019 incluyen fertilizantes orgánicos, un producto que no están de acuerdo en aceptar y que, a su decir, es manos efectivo para sus productos.

En municipios como Ixtenco, donde se destinaron más de dos millones de pesos para este concepto, los trabajadores del campo se dijeron en completo desacuerdo de utilizar estos productos, por lo que luego de quejarse y mostrar su rechazo, las autoridades estatales y municipales harán lo posible por cambiar de orgánico a químico.

De acuerdo a los expresado por quienes trabajan la tierra y conocen el tema, los fertilizantes químicos darán certeza de que sus productos, entre ellos granos, cereales y semillas, puedan cosecharse a tiempo y tengan la calidad que les permita colocarlos en mercados locales, regionales e incluso nacionales.

En cambio el fertilizante orgánico retrasará la de por sí ya retrasada temporada de cosechas, aunque dijeron que es cierto que el orgánico no afecta tanto la tierra, también señalaron que podría ser un factor que los haga perder dinero por sus esfuerzos.

De acuerdo con información obtenida sobre las ventajas y desventajas de utilizar abonos orgánicos contra los químicos, los abonos químicos son una solución rápida y eficaz a corto plazo pero envenenan a las personas y al medio ambiente. Los abonos orgánicos por su lado, proporcionan todos los nutrientes que la planta necesita sin contaminar. 

Para poder crecer y sobrevivir, las plantas necesitan luz, agua, dióxido de carbono, macronutrientes (potasio, calcio, fósforo) y micronutrientes (hierro, zinc, manganeso), por eso los fertilizantes deben ser completos y tener cada uno de estos componentes.

Los abonos químicos carecen de algunos de estos elementos y además acidifican la tierra por la gran cantidad de nitrógeno que poseen y destruyen los microorganismos.

Por su lado los abonos orgánicos proporcionan todo lo que la planta necesita, mejorar el suelo, favorecen las descompensaciones de PH, mejoran la capacidad para absorber agua y requieren un menor gasto energético.

A pesar de esto, los campesinos tlaxcaltecas parece ser que apuestan por una rápida producción antes que por el cuidado del medio ambiente t los consumidores, aunque por otro lado, el cambio de fertilizantes sí podría repercutir en sus terrenos y, tal como lo dicen, mermar su producción.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"