Apertura de la comandancia de Ixtenco era trampa para Caballero Yonca

Fue citado para que encarara al grupo inconforme a cambio de liberar la oficina de seguridad pública, pero lo esperaban con palos y piedras; la síndico encabeza los disturbios

Miguel ángel Lara

La apertura de la comandancia de la policía municipal de Ixtenco dejos de ser verdad, se trató de una trampa que la síndico municipal, Lucía Rojas González, pretendía tenderle al alcalde, Miguel ángel Caballero Yonca, para que fuera agredido por integrantes del llamado “movimiento pacífico”.

El pasado lunes, la síndico presentó un  documento en el que citaba al presidente municipal el miércoles para tratar el asunto de la liberación de la oficina de la policía local, pero en el escrito Lucía Rojas condicionaba a Caballero Yonca a enfrentar a los inconformes para que la comandancia fuera liberada.

Ese día trabajadores del ayuntamiento, previendo un engaño, recorrieron de cerca el lugar y se dieron cuenta que la síndico junto con uno de los regidores del cabildo se encontraban en la entrada, pero las personas que tienen sitiada una parte del palacio municipal estaban armados con palos y piedras.

Ante las condiciones, Miguel Ángel Caballero desistió de intentar el diálogo, pues era claro que la intención de la representante legal del ayuntamiento era incitar a la violencia antes que tratar de conciliar un acuerdo.

En entrevista, el presidente municipal de Ixtenco señaló que para él este tipo de actos no son una novedad, pues desde el inicio del conflicto, en enero de 2018, Lucía Rojas González siempre ha estad al frente del grupo de choque que incita a la violencia al pueblo otomí.

Ahora, con más pruebas a su favor, el Congreso del Estado analizará destituir de sus funciones a la mujer, además de que se prevén sanciones en su contra por no ejercer debidamente el trabajo de proteger los intereses del ayuntamiento.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"