Analizan sacar Casa del Migrante de Apizaco

Durante 9 años ha ayudado a migrantes centroamericanos, la Diócesis de Tlaxcala y los encargados de la casa estudian mudarse por inconformidad de ciudadanos y aceptan que donde están “es provisional”

Casa del Migrante La Sagrada Familia, Foto: Yaneth Ortega

La diócesis de Tlaxcala y los encargados de la Casa del Migrante “la Sagrada Familia” analizan sacar del municipio de Apizaco a la casa que durante nueve años ha brindado apoyo y alojamiento a los millones de migrantes centroamericanos que por este tiempo, han pasado por la entidad tlaxcalteca, por lo que prevén remover e instalar en otro lugar dicho inmueble.

 Ya que el sitio donde actualmente se ubica desde hace nueve años “es provisional”, aceptó el párroco Elías Dávila Espinoza, encargado de la Casa del Migrante, aunque en los últimos días ha aumentado la inconformidad de tlaxcaltecas que viven cerca del refugio de indocumentados.

Explicó que ya han iniciado el diálogo sobre donde podría ubicarse y sobre todo contar con el predio, ya que se requiere de un espacio más amplio y digno para recibir a estas personas que sólo buscan ser entendidas en su necesidad.

Aclaró que el hecho de remover la Casa del Migrante y pasarla a otro punto, no es por las peticiones que han hecho los ciudadanos de la Colonia Ferrocarrilera, sino porque es un proyecto que desde su construcción, ya había sido previsto.

Dávila Espinoza aclaró que el hecho de trasladar a otro punto el inmueble, no garantiza que el flujo migratorio continúe transitando por la zona y mucho menos que el tema delincuencial aminore, “ese tema le corresponde a la autoridad municipal”.

Fue claro al referir, que el hecho de cerrar La Casa del Migrante actual, preocupa a la Iglesia católica del estado y a quienes se encargan de salvaguardarlos, “ya que si nos vamos de allí quedarán indefensos y puedan ser víctimas de extorción o de otro tipo de situaciones”.

Destacó que los migrantes que arriban sólo buscan mejorar su calidad de vida, llegan con nosotros para alimentarse, descansar y siguen su travesía sobre los furgones de la llamada “Bestia” (tren), “toda vez que al no conocer la ciudad no se apartan del lugar donde descienden.

No dudan que durante el trayecto, sean interceptados por bandas dedicadas al robo y les hagan comer un acto ilícito a cambio de dinero, que es un tema que puede ser descabellado pero sucede, “otros prefieren no arriesgar su integridad, ante el temor que tienen de la policía, ya que durante su recorrido son quienes más los agreden y a veces les arrebatan la vida”.

Subrayó que algunos vagabundos y centroamericanos, que ya se han quedado en la Colonia Ferrocarrilera a vivir, han generado el caos y sobre todo enojo de los habitantes, “se ha solicitado al ciudadano apizaquense a que otorgue datos de cuantos migrantes han sido detenidos por cometer actos ilícitos en Tlaxcala o en la urbe rielera, pero hasta hoy nadie nos ha respondido”.

Recalcó que de 2018 a este año, el paso de migrantes ha sido de aproximadamente 10 mil, de dicho número parten para conocer cuántos están detenidos; sin embargo no se tiene un dato de ello “por lo tanto el tema de inseguridad que supuestamente refieren y que la mayoría de ilícitos son perpetrados por centroamericanos, no es una realidad y quienes han creado esta serie de situaciones en realidad son personas dedicadas al robo y originarios de nuestra entidad o estados vecinos”.

Dijo los delitos que se presentan con mayor frecuencia son robo a vehículos, casa habitación, además de balaceras, “nosotros dudamos que quienes comenten ilícitos sea un sector que huye de la violencia”.

Y es que acotó que la migración se ve como una amenaza, debido a que el presidente estadunidense Donald Trump ha creado en el mexicano esa imagen de quienes salen de sus países y a ello se añaden que los medios de comunicación, dan un versión equivoca del centroamericano.

Explicó que estas situaciones crearan a mediano plazo que se criminalice al migrante “y sean vistos como enemigos y no negamos que algunos cometan actos ilícitos, pero en su mayoría sólo buscan obtener una oportunidad para mejorar la su situación económica y la de sus familias”.

Finalizó al decir que el paso de indocumentados por México, ha incrementado de manera importante; no obstante aclaró que el hecho de instalar muros, de generar nuevas medidas de inseguridad, como lo indicó un migrante “no son impedimento para nosotros, porque seguiremos adelante y lucharemos por nuestros sueños y el de nuestros hijos”.

Anuncios

Author: Yaneth Ortega Jimenez