Accidente mortal se había advertido

Previo al deceso de siete personas en el trágico percance en la Tlaxcala-Apizaco, ya se habían registrado al menos dos percances más por exceso de velocidad

Al lugar arribaron elementos de la Cruz Roja Mexicana, del Escuadrón de Rescate de Apizaco. (Especial)

La modernización de la carretera Tlaxcala-Apizaco vivió su peor momento al cumplir poco más de un año desde aquel 22 de noviembre de 2018, fecha en la que oficialmente iniciaron los trabajos de ampliación del tramo vehicular.

Siete muertos cuatro mujeres y tres hombres, es el saldo de víctimas mortales que hasta el momento ha dejado el percance vial registrado el pasado sábado 30 de noviembre, donde un camión de volteo se quedó sin frenos en la pendiente del puente conocido como los Hospitales con dirección a Tlaxcala, impactando a su paso al menos nueve vehículos.

En el lugar conocido como “El Molinito” fallecieron cinco personas, tres mujeres y dos hombres, horas después se confirmó el deceso de dos personas más en los nosocomios donde eran atendidas por las graves lesiones que presentaron.

El accidente mortal ya se había advertido con antelación en ese mismo lugar.

La muerte ya andaba merodeando el tramo carretero que temporalmente se había abierto a la circulación vehicular porque siguen los trabajos de construcción, ampliación y modernización del tramo vial.

Ante los avisos, los encargados de la obra hicieron nada previamente para controlar el exceso de velocidad de los automovilistas que circulan por la zona vial que no está totalmente concluida.

Resulta que la noche del pasado 5 de noviembre se registró un aparatoso accidente en el lugar donde el pasado 30 del mismo mes, murieron cinco personas en el lugar y dos más en los hospitales.

Pues, un total de siete unidades vehiculares, entre ellos un tráiler y una camioneta, chocaron por alcance, hecho de tránsito del que no resultaron heridos de consideración, solamente cuantiosas pérdidas materiales y susto para los ocupantes de los automóviles.

Alrededor de 20 días después, el pasado 26 de noviembre una pipa de gas impactó por alcance a una camioneta que trasladaba a alumnos del Instituto Tecnológico Superior de la Sierra Norte de Puebla.

Percance del que resultaron alrededor de nueve estudiantes lesionados. Y el pasado sábado, en el mismo lugar del tramo carretero de la Apizaco-Tlaxcala, un camión de carga impactó y arrolló a unos nueve autos, entre los que se encontró una unidad del servicio público, dejando el ya mencionado saldo de víctimas mortales.

Aunque se ha mencionado que el percance fue por una falla mecánica del camión de volteo, tal vez la modernización de la carretera Tlaxcala-Apizaco no está para el inadecuado manejo y nulo caso a las reglas y señalamientos viales. Sin embargo es necesario que las autoridades encargadas de la construcción o de comunicaciones y transportes pongan reductores de velocidad ante el lamentable accidente vial que se ha registrado sin que todavía se inaugure de manera oficial la ampliación vial.

Anuncios

Author: Jaime Xochitototl Cote