Artesanos, sector altamente beneficiado por avistamiento de luciérnagas


Negocios establecidos y semi-fijos obtienen grandes ganancias estos dos meses; es la temporada de ventas más alta del año


Los artesanos de Nanacamilpa son uno de los sectores más altamente beneficiados con la llegada de la temporada de avistamiento de luciérnagas en los bosques del municipio; es ahora cuando elevan sus ventas hasta más de un mil por ciento (%) respecto al resto del año.

Personas que se dedican a elaborar aretes, collares, pulseras, accesorios de todo tipo, tazas pintadas a mano, pinturas realizadas con diferentes técnicas e incluso prendas de vestir, son quienes obtienen hasta varios miles de pesos durante los casi dos meses que miles de turistas llegan para admirar a los insectos.

En negocios, establecidos, en puestos temporales, e incluso de manera ambulante, los artesanos venden miles de productos de diferentes precios; la mayoría con un costo meramente accesible pero que, para ellos es rentable y del gusto de la gente.

Marco Antonio, dueño de una tienda de artesanías en el centro de la cabecera municipal comentó que durante los meses de junio, julio y agosto debe surtirse para tener todo lo que puede ofrecer al público, lo que más vende son los dijes y aretes en forma de luciérnaga, aunque también los que se elaboran con plumas y flores naturales encapsuladas en resina.

“Los turistas normalmente buscan un recurso de las luciérnagas, por eso entere nuestros productos más vendidos están los que tienen forma de luciérnaga o de alguno de los insectos del bosque; las pinturas y fotos de luciérnagas, aunque son pequeñas, también se venden”, dijo.

A simple vista pareciera que Marco Antonio tiene una tienda pequeña, pero durante esta temporada da trabajo a varios artesanos; no todo lo que vende es producido por él o sus familiares, pues tiene artículos que vienen de otros municipios y que él se encarga de comercializar.

“Tenemos convenios con algunos artesanos del estado y aquí vendemos sus productos, por ejemplo, el barro viene de Españita, la madera viene de Tlaxco y de Tizatlán, los aretes los hace una persona de Calpulalpan, y así, varios lugares se concentran aquí”.

Durante la temporada de luciérnagas, Nanacamilpa se convierte en un lugar donde se puede encontrar todo tipo de productos proveniente de cualquier región de Tlaxcala; los artesanos de Nanacamilpa se benefician y a la par apoyan a sus colegas de otros municipios.

En estos dos meses buscarán vender lo más que puedan, pues es ahora cuando la derrama económica que dejan los turistas supera, en ocasiones, lo que pueden obtener en gran parte del año; la temporada de luciérnagas es una oportunidad para crecer económicamente.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"